Principio de la Unidad Funcional
Nuestro organismo es un todo donde los diferentes órganos y sistemas se encuentran estrechamente interrelacionados entre si hasta el punto de que un fallo en uno de ellos afecta al resto. Según este principio el todo es mas que la suma de sus partes por separado. Por consiguiente el entrenamiento, debe ser un proceso racional y debidamente planificado, donde se desarrollen todos los sistemas (circulatorio, respiratorio...) y se trabajen todas las capacidades y cualidades físicas de forma paralela para, posteriormente, incidir en una u otra en función de las características de la especialidad que nos preparemos y las del sujeto hacia quien va dirigido.
image.jpg

Si únicamente nos centramos en una y despreciamos al resto corremos el riesgo de provocar cambios irreversibles. Por ejemplo, si nos centramos exclusivamente en un trabajo de resistencia aeróbico corremos el riesgo de perder velocidad.