ABDOMINALES

529_03.jpg
Por abdominales se conoce a un grupo muscular que, a su vez, está formado por varios musculos: el recto anterior del abdomen, los oblicuos mayor y menor, y el transverso del abdomen. Se trata de una musculatura fásica que, si no se trabaja tiende a debilitarse, lo que unido a la excesiva tonicidad de su par antagonista, el cuadrado lumbar, nos puede crear mas de un problema por desajustes musculares en la zona pélvica que ,a buen seguro desembocarán en hiperlordosis con problemas de ciáticas y sobrecargas lumbares.

Su principal función es la de fijador y estabilizador del tronco, colaborando decisivamente en le mantenimiento de la postura tanto en estático como en movimiento, manteniendo la columna como una base sólida y permitiendo que los brazos y las piernas realicen el esfuerzo. No olvidemos que el centro de gravedad se ubica en la zona abdominal y allí es donde se encuentra la resultante de las fuerzas que producimos con nuestros movimientos, por lo que si logramos mantener una alineación corporal correcta aumentaremos considerablemente la efectividad del ejercicio, aumentando el rendimiento y disminuyendo el riesgo de lesión.

1. Ejercicio de abdominales en isométrico. Mantener la postura durante periodos de tiempo cortos 15"/30", alternado periodos de trabajo con recuperaciones.


Una alternativa a este ejercicio puede ser incluir una pelota de fitball en donde apoyar las piernas.


2. Ejercicio de abdominales con enrollamiento de tronco, uno de los ejercicios más simples y con el que debemos trabajar la técnica de ejecución y la propiocepción para, más tarde realizar ejercicios mucho más complejos y exigentes.





3. Variante del ejercicio anterior pero ahora mantendremos las piernas elevadas con 90º en la articulación de la rodilla, mientras hacemos enrollamientos de tronco.



4. Ejercicio abdominal con retroversión de pelvis. Importante controlar la extensión de cadera con la rodilla flexionada, para que el brazo de resistencia no sea excesivo y arquee en exceso la zona lumbar